Hablar de más, hablar de menos.

John Henry Newman

Para el cristiano medianamente formado, no debe haber cuestión más urticante, difícil, que ésta: porque la Escritura dice que el que no peca de la lengua es varón perfecto. Pero en una sociedad donde rige lo "políticamente correcto" pareciera que el mejor negocio es hablar lo menos posible. Lamentablemente, nuestros hijos, amigos y conocidos bien pueden reprocharnos el día de mañana haber callado, cuando era nuestro deber levantar bien alto la voz. ¿Qué hacer, entonces? Quizá este sermón de Newman ayude al que está perplejo con el asunto. 

Descargar texto completo
Volver