Victoria de los cristianos.

John Henry Newman

Aquí Newman se detiene en los cuarenta días que van desde la Resurrección hasta la Ascensión de Nuestro Señor: cuarenta días de cátedra, de enseñanza, de iluminación para los apóstoles. Y en sólo cuarenta días aprendieron y entendieron lo que en tres años no. Pero luego, justo cuando empiezan a entender, Cristo se va. Los deja solos... "Varones de Galilea, ¿qué estáis mirando?". Se va, se va... se fue. ¡Cuán tristes debieran haber quedado, qué desamparo, qué desolación! Pues no. El Evangelio los muestra volviendo a Jerusalén felices, contentos, alabando al Señor en el Templo día y noche. Y esto es antes de Pentescostés. Newman, como siempre, lo explica.

Descargar texto completo
Volver