No lo llamen más

John Henry Newman

No diremos, qué va, que es fácil entender Quién es el Espíritu Santo. Pero algo se puede saber: "Cuando Nuestro Señor comenzó Su Ministerio, se comportó como si fuera un mero hombre, necesitado de gracia, y recibió la unción del Espíritu Santo por nosotros. Se convirtió en el Cristo, o el Ungido, para que se viera que el Espíritu venía de Dios para pasar de Él a nosotros. Y de allí que el celestial Don no es llamado simplemente el Espíritu Santo, o el Espíritu de Dios, sino el Espíritu del Cristo, para que entendamos claramente que Él viene a nosotros de y en lugar de Cristo." Después de leer este sermón, ya no lo llamaremos más, "el Gran Desconocido".

Descargar texto completo
Volver