Desilusionados

John Henry Newman

¿Qué joven podría decir verdaderamente que no abriga ilusiones para su vida? ¿Y qué viejo podría decir sin mentir que en su vida no hay desilusiones? Newman dice que la religión no tiene la culpa: la vida es así, el joven abriga esperanzas, el viejo desilusiones. Pero la religión tiene algo para decir sobre esto, como el caso de Jeremías el profeta pone en evidencia. Otro sermón del insigne cardenal, especial para nuestros atribulados tiempos. 

Descargar texto completo
Volver