¡No importa!

John Henry Newman

¿Mártires? ¿Pasta de mártires? No, no nos veo con eso, ni por asomo; pero bajo ataques como los que dice Newman, puede ser. Sobre todo cuando uno es chico. Este es un sermón cándido, casi ingenuo, un poco clerical, un poco básico, casi, me atrevo a decir, infantil. Y, sin dudas, es para jóvenes haciendo sus primera armas. Aunque a los grandes no les vendría mal repasar un poco... antes de que llegue el tiempo de cosas peores.

Descargar texto completo
Volver