El poder de la voluntad.

John Henry Newman

¿Newman voluntarista? Esteee... bueno, confieso que la primera vez que leí este sermón (hace cosa de dos años) me pareció que no... y lo dejé ahí. Mas ahora me dio por leerlo como lo que es, una interpelación personal. No, de ningún modo es pelagiano ni semipelagiano ni cosa que se le parezca (y sobre el final se hacen las distinciones necesarias). Y a nosotros, que tanto abominamos de los voluntaristas nos viene más que al pelo, no sea que por pegarle a la parodia le peguemos a lo parodiado. 

Descargar texto completo
Volver