Vocaciones peligrosas.

John Henry Newman

En los días que corren se ha develado una cuestión vieja ya en la Iglesia Católica: no es para todos la bota de poto, y no todos están llamados a ser sacerdotes. Desde luego que hacen falta más curas, pero también sigue siendo verdad lo del Cardenal Suhard: "En mi diócesis me faltan 26 curas y me sobran 13". Que sobran, con las cosas que estamos viendo, no hay duda alguna. Por eso, este extracto de una carta de Newman en el que responde a un padre que le pregunta si su hijo debe entrar al seminario, es más actual que nunca. (Y después no nos vengan a decir que no vieron esto, que no sabían, etc...).

Descargar texto completo
Volver