Pródromos de la Parusía.

Estos signos que Cristo dijo precederían su Regreso... esteee... molestan a más de uno. Que el mundo termine en una catástrofe les da en el hígado, o peor aún, en el corazón. Pero ahí están todas las señales, que "el cielo y la tierra pasarán" pero no la Palabra que anticipó eso. Ni los papas pueden borrar eso. Ahí están los "pródromos" de la Parusía para que nos fijemos y comparemos eso con el diario y la televisión, con lo que nos pasa en la oficina... y dentro del alma. En muy pocas páginas, Frank-Duquesne ayuda, precisamente a eso. Vigilar, estar atentos, que el Esposo siempre está volviendo y cuando aparezca será "pronto".

Descargar texto completo
Volver