Si Cristo no era simpático...

Por supuesto que sí. Desde luego. Pero no con la simpatía "progre" tipo "sonríe, Dios te ama" etc. La simpatía de Cristo es muy otra cosa: es, como nos lo explica el Gran Danés, un asunto grave, serio, trascendente, religioso y de máxima importancia. Si Cristo no era simpático... vaya si no.

Descargar texto completo
Volver